¡Refresca a tu peludo con estos sencillos trucos!

Perros y gatos sufren los efectos del verano más que tú, porque ellos no pueden romper a sudar para refrigerarse. Estos son algunos trucos refrescantes que gatos y perros quieren que aprendas; entre ellos, usar bandanas mojados en el cuello, preparar ricos helados de frutas para perros y polos para gatitos, repartir la comida de tu querida bola de pelo con más cabeza, gatificar el salón en verano e inventar juegos peludos pasados por agua. Tu saco de mimos creerá que eres un genio. ¿No es motivo suficiente para intentarlo?

Quien tenga calor ¡que levante la pata! Perros y gatos tienen razones para quejarse a ladrido -y maullido- limpio en verano; ellos no pueden romper a sudar como hacemos los humanos, un mecanismo que nos ayuda a perder la temperatura corporal sobrante.

Helados para Perros y gatos

¿Recuerdas la emoción de terminar tu polo para descubrir si te había tocado otro gratis?

¡Haz que tu amigo peludo sienta lo mismo que tú!

¿Cómo?

Con gajos de manzana y zanahoria congelados en un caldo de pollo bajo en sal. ¿Cómo no relamerse los bigotes? ¡Aquí perros y gatos siempre ganan! Si usamos un recipiente mayor, el resultado será un enorme y sabroso cubo de hielo con el que jugar a lametazo limpio durante mucho más tiempo. ¡Ah!, tampoco olvides meter unos hielos en el cuenco de agua para mantenerla fría más tiempo.

Otra receta sencillísima para helados:

Los ingredientes para una receta de helado de plátano peludo son:

  • Un plátano maduro.
  • Un yogur (de preferencia desnatado o Kéfir)
  • Volumen de medio yogur de agua.

La receta es apta para torpes culinarios de toda clase:

Hay que batir los ingredientes hasta hacerlos puré, volcar en una cubitera o molde de helado y esperar a que se congelen. Recuerda mojar el helado antes de ofrecérselo al peludo comensal para que no se lastime la lengua.

Las bandanas los mantendrán frescos y serán los perros más cool de todo el barrio

Una bandana o pañuelo mono anudado al cuello no sólo transformará a tu perro o minino en el peludo más cool del barrio, ¡también será el más fresco!

Las bandanas son un accesorio imprescindible en verano, y la buena noticia es que para activarlo sólo necesitas meterlo bajo un grifo y anudarlo con cuidado alrededor del cuello de tu amigo de cuatro patas. ¡El frescor será inmediato!

Una piscina de plástico o inchable animará a tu peludito a saltar y salpicar; y a los curiosos felinos al menos a beber agua con mayor frecuencia. Los gatos no escogerán remojón, pero no tienen por qué quedar fuera del juego si dentro colocamos un pato de goma al que cazar o dejamos cerca sus ratones. Este juego animará incluso a los mininos más tímidos: utiliza dos pelotas de distinta densidad, de modo que una flote y la segunda se sumerja.

Y tú, ¿qué haces para refrescar a tu peludo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.